lunes, 28 de diciembre de 2009

Movimiento Shuffle.

A raiz de una inquietud en nuestro foro, exponemos a continuación un movimiento llamado Shuffle. Habitualmente, aquello que subimos al blog son cosas que nosotros trabajamos o entrenamos. En este caso no es así. El artículo es una traducción de una página americana.
El sistema de ataque Shuffle tiene a los cinco jugadores moviéndose en cada uno de los espacios asignados. Este sistema, lo utilizaban en los años cincuenta el equipo de baloncesto del Ejercito del Aire de Estados Unidos. Su filosofía era que es una buena opción para aquellos equipos que tienen buenos manejadores de balón y carencia de hombres dominantes en el poste, hecho que les sucedía a ellos.


A continuación describimos los conceptos básicos del movimiento Shuffle.

Las posiciones son las siguientes, A1, primer jugador en cortar, A2, en cabecera, A3, el pasador, A4, segundo jugador en cortar y A5, el poste. Este es un sistema continuo, donde si se alarga en su ejecución, todos los jugadores podrían ocupar todas las posiciones.

No nos vamos a extender en las posibles ventajas que se pueden obtener en cada movimiento y aquellos aspectos de técnica individual a trabajar para cada opción del ataque. Habrá que trabajar las opciones de 1c1 de los exteriores, los pases, cambios de ritmo, trabajo de recepción, etc.

Lo que si es necesario es una buena coordinación en el espacio y el tiempo, dando los pases en los momentos adecuados, esperando a que cada jugador haga su trabajo y genere con él una ventaja.


La secuencia es la siguiente:

A1 pasa a A2 y recibe el bloqueo de A5, mientras, A3, desde el poste bajo, con un cambio de ritmo, sale a recibir de A2.


Si no hay balón dentro, entonces:


A4 iniciará el corte, con el bloqueo de A5, para recibir en poste alto y jugar esa opción. Mientras A1 se abrirá a la esquina para alargar las ayudas y generar espacio a su compañero.

Si nada de esto sucede, A2 bloquea a A5 que sube a cabecera, mientras que A2 continúa a poste bajo, donde hará las funciones que había hecho A3 al principio de la jugada.

Vemos que el sistema empieza otra vez, pero desde el otro lado. Los jugadores, ocuparán otras posiciones distintas respecto a la primera vez, de ahí que si el sistema se alarga en el tiempo, todos pasan por todos los puestos.


De nuevo volvemos a la disposición inicial, peor con los jugadores en el lado contrario:








Y si de nuevo no salieran ventajas en los movimientos, volveríamos a las posiciones iniciales, con balón de A2 a A4, corte de A2 con el bloqueo de A1, recepción de A5 en 6, 25 y un segundo corte de A3:


lunes, 21 de diciembre de 2009

Cuatro exteriores y un interior. Como entrenarlo.

Hemos partido de una forma de jugar con cuatro exteriores y un interior, unos espacios iniciales y seis posibilidades de juego (artículo "Cuatro exteriores y un interior. Como jugarlo), de manera, que nuestro entrenamiento en ataque irá orientado a trabajar esas seis opciones, manteniendo la idea de tener a cuatro exteriores y un interior.

A partir de este momento, damos una serie de reglas a los jugadores exteriores e interiores que se combinarán con las distintas posibilidades de juego, es decir, pasar y cortar, pasar y bloquear, recibir y atacar, etc.

A los jugadores exteriores:

Regla nº1: “siempre que estés a un pase del balón, trabaja para recibir y el jugador que juega 1c1 exterior, penetrará con el objeto de acabar la penetración o doblar el balón a un exterior“.

Regla nº2: “ Los exteriores se mueven en el perímetro en función de la acción del hombre con balón.”

Regla nº3: “ Si el jugador interior está en el lado del balón es OBLIGATORIO pasar el balón y a partir de ahí los exteriores, cortan o reemplazan, ocupando, de nuevo, los espacios.”

A los interiores:

Regla nº4:” Si hay una penetración el jugador interior buscará la espalda de su defensor, viendo si sale a la ayuda de la penetración o no.”

Regla nº5: “la primera opción del jugador interior es el pase, a un corte de un compañero, a un jugador situado en el lado de ayuda, con ventaja para el tiro o la penetración, luego el 1c1.”

Regla nº6:” si los exteriores juegan a “pasar, bloquear y continuar”, el interior dejará su espacio libre y ocupará una posición exterior”.


Para trabajar la opción de “recibir y atacar” utilizamos algunos ejercicios de 1c1, donde tenemos que fijarnos en los siguientes conceptos:

- Aprender a recibir, contacto con el defensor, cambios de ritmo y autobloqueos. Recepción en movimiento. Diversos ejercicios de 1c1 con rotaciones.



- 1c1 trabajando el reemplazo en “L”.




Hasta ahora obligamos al jugador a jugar el 1c1, pero en una segunda fase del ejercicio podemos permitir el realizar un tiro si el defensor llega tarde, o jugar una puerta atrás.

Aquí debemos empezar a meter ejercicios de 2c0, 3c0, 4c0 para ir afianzando los conceptos. En los entrenamientos, no nos gusta mucho los ejercicios contra cero (sin defensor) ya que el jugador no experimenta la necesidad de trabajar al máximo para conseguir el objetivo pues no tiene oposición. Creo que son necesarios, pero durante un corto periodo de tiempo.


Se puede empezar con un 2c0, pero yo prefiero iniciarnos con ejercicios como los que se muestran en la parte inferior en el 3c0:

Detalles: Siempre que el jugador recibe, lo tiene que hacer en posición de triple amenaza, con la primera intención de tirar. Penetrar duro hacia el aro.

Una vez se vayan asentando los conceptos, hay dos opciones, trabajar lo mismo pero con defensa, 2c2, 3c3, 4c4 o pasar directamente al 3c3, que a mi me gusta más, y me salto el 2c2. De momento no trabajo la situación con el interior.

Podemos evolucionar al 4c0 con las mismas reglas anteriores, aunque yo prefiero empezar a trabajar con defensa.

Es importante que los jugadores tengan creatividad y no cortar sus iniciativas, pero si hay que insistir en el cumplimiento de las reglas, sobre todo al principio para que sepan ocupar correctamente los espacios.

En estos ejercicios estamos trabajando fundamentalmente los movimientos del jugador sin balón, que nos servirá para cualquier situación de nuestro ataque. Hay que enseñarles a saber leer el juego tomando decisiones tales como:

- Iniciar un corte para generar espacio.
- Efectuar una segunda penetración si no se ha generado la suficiente ventaja con la primera.
- Dar un pase más si la rotación defensiva llega a tiempo. (Jugar un pase más a un jugador mejor situado).
- Más adelante, esto habrá que encajarlo con el jugador interior.



A partir de aquí, introducimos al jugador interior, con el orden anterior, 3c0, 4c0 y seguidamente, con defensores. En el artículo de “Cuatro exteriores y un interior. Como jugarlo” hablamos de varias opciones de ataque. Ahora, que ya disponemos del interior, trabajaremos las restantes, ya que hasta ahora estábamos trabajando la de “recibir y atacar”.

Esta manera de jugar no solo permite que el interior “postee”, sino que cualquier exterior tiene la opción de jugar al poste bajo. Es bueno, trabajar en los entrenamientos, que todos posteen.

A partir de aquí, a mi me gusta trabajar determinadas opciones con un determinado número de jugadores por equipo, es decir:


1. Primero el 3c3 y más adelante el 4c4 con las siguientes opciones:

- “2c2, exterior – interior”.
- “juego 1c1 interior”.
- Pasar y cortar al aro.

2. Y el 4c4 para trabajar las siguientes opciones:

- Pase a la continuación a través de uno o dos pases.
- Pase y bloqueo a quien pasó.

Para trabajar estos conceptos utilizaremos ejercicios de ida y vuelta todo campo, que dependiendo del número de jugadores tendrán unas rotaciones u otras.

Y a cada equipo le iré dando unas determinadas directrices, de modo que unos atacarán de una forma y otros de otra.

También me gusta meter enseguida el 5c5 al final de los entrenamientos, con esas reglas impuestas, y a veces, dejando que decidan los jugadores. En el momento en el que los conceptos empiezan a estar asentados, deben ser los jugadores los que decidan según la situación del juego. Ese sería el objetivo final a alcanzar, tarea que no es fácil, y para lo que se necesita mucha paciencia, trabajo y compromiso.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Humildad del entrenador.

Hoy he leído un artículo de un periodista en marca.com, cuyo enlace pongo al final, hablando sobre el equipo de futbol del Barcelona y los seis títulos que ha ganado este año. En él, elogiaba sobre todo a su entrenador, Pep Guardiola, y a mi modesto entender creo que el artículo habla fundamentalmente de humildad. Lo más meritorio es poseer esa virtud estando tan alto como está. Esa es la gran dificultad.

Es un buen ejemplo a seguir por un entrenador, de cualquier disciplina deportiva, y me pregunto, si nosotros, que la gran mayoría que "andamos" por este blog no somos entrenadores de élite, nos comportamos como Pep Guardiola, porque si lo hacemos o hicieramos, sería fantástico el ejemplo que le estamos transmitiendo a nuestros jugadores.



No lo reproduzco al completo, ya que lo más interesante y destaclabe, es:

"....creer en ti sin creerte nada. Poseer seguridad sin convertirla en prepotencia. Conjugar confianza y humildad. Fe en los compañeros y respeto al rival. Competitividad máxima y deportividad impoluta. Y la gran clave: impermeabilidad ante el elogio, una lucha feroz contra la complacencia. Leer artículos beatificantes y levantarse pronto de nuevo la mañana siguiente porque queda mucho por hacer. Renunciar a los homenajes porque hay un rival que estudiar y una hora de viaje es una hora que no se invierte en conocer los puntos débiles que te harán ganar. Olvidarse de la victoria de ayer para volver a desear la victoria de mañana con la misma sed, pero sin olvidar que todo lo que se hizo bien ayer te hará fuerte para mañana. Y tantas cosas.
....pese a ser tan purista en el estilo como los más puristas, siempre ha sabido a diferencia de algunos de ellos que la esencia de la competición es la victoria. Cuando se pierde, si se ha hecho bien, se acepta. Y no se destroza nada, se acepta. Si se gana, se disfruta. Se disfruta, se llora, se vuelve uno loco y piensa en su infancia y en sus amigos y en su familia y en todo lo que quiere en el mundo."

El enlace es el siguiente:


Enhorabuena al autor.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Cuatro exteriores y un interior. Video.

A continuación mostramos un video del Real Madrid, donde se puede observar:
1. Como juegan muy abiertos.
2. Como generan espacios dentro de 6, 25 para que lo aproveche el interior o los exteriores con cortes o penetración.
3. La importancia que tiene el pase en su juego, "un pase más".
4. Como en baloncesto a veces es rápido, a veces es despacio.
5. La lecura del juego del hombre con balón y sin balón.

Y seguro que hay más detalles que se me escapan.



video

martes, 15 de diciembre de 2009

Cuatro exteriores y un interior. Como jugarlo.

Para jugar con cuatro exteriores y un interior, hemos empezado ocupando unos espacios iniciales definidos, conocido por todos, dos jugadores arriba, otros dos ocupando, claramente, las esquinas, y uno en cabecera, un par de metros fuera de 6,25:





Nuestro objetivo es generar mucho espacio dentro de la zona y aprovecharlo.

Desde estos espacios iniciales, realizamos una serie de movimientos donde entrenamos la “lectura del juego” teniendo, el jugador, que buscar la mejor opción de entre las siguientes posibilidades (seguro que hay más):

1. Pase a la continuación a través de uno o dos pases.
2. Pase y bloqueo a quien pasó.
3. Recibir y atacar.
4. Pasar y cortar al aro.
5. Juego 2c2, exterior – interior.
6. Juego 1c1, interior.

El movimiento es sencillo, 1 elige un lado, para ser bloqueado por 3 o 5. El otro poste, se abre, yendo a él el balón. Si no hay pase a 5, 2 trabaja para recibir, y si no lo hubiera a 2, 1 retrocederá con el balón, mientras 3 continúa hacia dentro.



En ese momento, de una manera o de otra, ya tenemos a cuatro exteriores y un interior.




A partir de este momento, empezamos con las diferentes posibilidades:

1. La primera opción es pase a la continuación a través de uno o dos pases, a través de 5 o de otro exterior:





2. Si no hay pase interior, jugadores a un pase del balón, trabajan para recibir. Jugamos la opción de pasar y bloquear a quien pasó, mientras, el interior, sale de su espacio, ocupando el hueco libre, ya que al moverse 5, todos se moverán:



Supongamos que 5 pasa a 4, entonces, el resto se moverá para ocupar espacios, por ejemplo, como se indica en la imagen (también 3, podría ocupar la esquina libre), volviendo a tener cuatro exteriores y un interior, que será la continuación de 5:




Y volvemos a la misma situación, un bloqueo y continuación, donde se busca el pase a la continuación a través de uno o dos exteriores:



Si no hubiera, de nuevo, volveremos a tener la misma situación, y esta vez, 1 podrá jugar lo mismo con 4 o 2.

3. Si retrocedemos a la situación donde 5 tenía balón arriba y va a pasar, pensando en ir a bloquear donde pasó, ya que tanto 4 como 1, han trabajado para recibir....




5 tendrá que darse cuenta de que……, el bloqueo no es inmediato, debe esperar a leer si su compañero va a jugar el 1c1 ó no. Es aquí donde les decimos a los jugadores que tienen que jugar A VECES DESPACIO Y A VECES DEPRISA. En este momento, 5 tras el pase, jugará despacio, a ver que hace su compañero.


Si el balón llega a 1, y juega “recibir y atacar”, 5 ya no va a bloquear y al penetrar 1, los demás se mueven (ocupación de espacios), mientras que el jugador que penetra ataca “duro” el aro o pasa a un exterior. El interior, podrá ocupar la esquina, o buscar la espalda de su defensor en el espacio interior (lectura del juego):





4. Si los jugadores a un pase del balón, trabajan para recibir, cuando 1 tiene el balón, entonces, otra opción de 1, es pasar y cortar, pase a 2 o a 5, y cortar al interior, de manera que 3 se abre, rotando los exteriores. Evidentemente, cuando 1 ha pasado jugará LENTO, pues, si ha pasado a 2, verá la opción de este al pase interior (obligatorio si el interior está en el lado del balón) o si juega 1c1, sino, puede trabajar la opción de pasar y cortar (ahí será rápido y agresivo):






5. De las opciones que hemos barajado, una de ellas es que el balón le llegue al jugador interior, a partir de aquí, podemos trabajar el juego 2c2 exterior – interior. Siempre tratar de jugar esta opción en la línea de 45 grados. Lo primero que buscamos es un corte de los exteriores, tanto de 1, 2 o 5 (este último es muy bueno y suele ser efectivo, generando una buena ventaja para la canasta de 5). Con el corte, hemos generado un espacio, y se moverán los exteriores, generando opciones de pase y ventajas:





6. Si vemos que tras los cortes no hay ventajas, podemos jugar el 1c1 interior.

Esta es nuestra manera de jugar, en un artículo próximo, detalláramos las reglas que les damos a los jugadores, para que les sea inicialmente, más fácil comprender los diferentes movimientos, y los ejercicios que hacemos.

Evidentemente, el trabajo previo de una buena técnica individual es muy importante, pues les ayudará a saber decidir mejor, si saben recibir, si botan sin mirar, si han trabajado el pase, etc.


.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Fernando Martín

Ya han pasado veinte años y su huella fue tan fuerte que lo seguimos recordando. Recuerdo una entrevista a Loquillo en la que le preguntaron cuál fue el mejor elogio que le habían hecho nunca y comentó que, después de un concierto, se le acercó un chaval y le dijo: "Tus canciones son como los rebotes de Fernando Martín".

No podemos estar más de acuerdo.

Podría decir más cosas, pero os recomiendo que leáis este artículo de Ramón Trecet (13t).

http://app.marca.com/blogs/Controlador?opcion=9&codPost=4112