miércoles, 25 de enero de 2017

Salida de presión con una jugadora

En general, contra una presión a toda pista en defensa individual, lo que he visto por las canchas es trabajar una salida de presión con dos jugadoras que se bloquean (o intercambian) de manera horizontal para generar dos líneas de pase, más la que saca como pase de seguridad.

A mi me interesa más la salida de presión con una sola jugadora más un poste repetidor que llega desde el centro del campo, más dos jugadoras en campo ofensivo (ampliando el espacio de la cancha).

¿Por qué? Por dos razones, una de espacio y otra de fundamentos individuales.

El espacio. Es evidente que cuantas menos defensoras pongas en un espacio, más fácil es para el ataque. De manera que si tengo una sola jugadora para recibir, en principio, habrá una sola defensora.
Lo cierto es que hay equipos que a la defensora que defiende a la que saca, la utilizan para defender a la posible receptora del balón. Y eso supondría una situación de dos defensoras frente a una única receptora. Esta situación se solventa con el segundo argumento.

Los fundamentos individuales. Si yo enseño a mi jugadora que para recibir el balón, en lugar de mirarlo o ir hacia él, tengo que mirar a mi defensora y jugar contra ella, acercándome y cambiando de ritmo con explosividad al espacio que hay libre para recibir, probablemente, aunque esté defendida por dos, las posibilidades de éxito de recibir son muy altas (lo digo por experiencia).

Si además, trabajamos los fundamentos del "bote mirando", haciendo escaleras para la agilidad de pies, y circuitos de potencia, para mejorar la explosividad, junto con la disociación del manejo del balón y el movimiento de mis piernas, conseguiré, muy probablemente, salir cómodamente de la presión.

Y salir cómodamente de la presión es un factor de ventaja para tu ataque.

Como no somos perfectos y todo el mundo comete fallos, tenemos el plan B del poste repetidor que llega desde la media pista. Una jugadora que ejecutará los mismos fundamentos de jugar contra y explosividad hacia el espacio libre, para recibir el balón.

En ambas circunstancias, la jugadora que saca estará en situación de ayuda ofensiva,  para generar líneas de pase al balón. Estas líneas de pase pueden ser, tanto jugando en espacios detrás del balón, como en cortes en diagonal.

Como siempre, si proporcionas recursos de fundamentos individuales a tus jugadoras (técnica y táctica individual) la táctica colectiva es mucho más sencilla y divertida para las jugadoras.


2 comentarios:

Enrique Pájaro Polo dijo...

Contra defensas individuales te vale eso. En categorías de formación contra zonas press, desde mi humilde punto de vista y experiencia, habría que involucrar a más de 2 jugadoras/es para salir de la presión con una cierta seguridad. La salida de presión colectiva, además de tener variantes, fomenta el trabajo en equipo y el asumir responsabilidades individuales desde edades tempranas. Un saludo y gran artículo.

Javier y José Manuel dijo...

Totalmente de acuerdo, nos estábamos refiriendo contra defensas individuales. Lo matizaremos en una corrección del artículo. Y de acuerdo con el concepto colectivo de la salida de presión, aunque sea contra individual.
De hecho en nuestros equipos, todas pasan por esa posición, y como ves, aunque una es la protagonista, el balón siempre tiene dos apoyos.
Gracias por tu comentario.